Turismo
A 30 km de Granada, al Sur, sobre un cerro que domina toda la llanura de la comarca del Temple. La Sierra de Pera está cubierta por vegetación típica del bosque mediterráneo, con dominio del encinar.
Un paisaje típico de Agrón son las formas festoneadas de las encinas delineadas contra el cielo al anochecer o en las noches de plenilunio. Desde esta Sierra se domina un hermoso paisaje de campos de cereal y olivares, y al fondo surgen, imponentes, los blancos penachos de Sierra Nevada. La Sierra de Pera está cubierta por vegetación típica del bosque mediterráneo, con dominio del encinar.
Este paisaje varía considerablemente según la estación, en invierno puede quedar blanqueado por fuertes nevadas, en otoño los ocres de los campos, en primavera se produce un vistoso contraste entre el verde intenso de las alcaceleras y el blanco de Sierra Nevada.
Un verano tranquilo, sin ruidos, sin prisas, sin mirar el reloj, con temperaturas suaves, incluso frescas al anochecer, y paisajes ondulados que favorecen el senderismo, el ciclismo, los paseos a caballo, y la tranquilidad de las noches al fresco.
Presenta multitud de senderos por los que caminar y disfrutar de la flora y fauna de la Sierra.